EL CÓDIGO HOCKNEY; O LA HISTORIA DEL RETRATO EN LA PINTURA MODERNA Por Adolfo Vásquez Roca

https://i0.wp.com/wd.blogs.com/photos/dhockney/nbbrandt.jpg


Hockney por Adolfo Vásquez Rocca Arte Contemporáneo

https://i0.wp.com/www.ucm.es/info/comturis/images/logo_ucm.gif

<!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

VER:

ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA – Joseph Beuys: “Cada hombre, un artista

<!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

1.

Pensemos en la Gioconda: la sutileza de su sonrisa, la mirada que persigue por la habitación al espectador del cuadro, la perfección de los volúmenes y las sombras. ¿Cuál es la magia, el secreto de ese cuadro que cambió la historia? Según David Hockney, que la Gioconda es la primera fotografía del mundo.

Y no es una metáfora. Hace cinco años, Hockney causó escándalo en el mundo de las artes plásticas con su libro Secret knowledge, en el que sostiene básicamente que los grandes pintores del Renacimiento no eran talentos revolucionarios, sino simplemente calcaban las figuras de imágenes fotográficas, lo mismo que usted o yo hacíamos para dibujar cuando teníamos cinco años.

Según esa tesis, es imposible explicar la perfección técnica de maestros como Van Eyck, Rembrandt o Velázquez sin tomar en cuenta el desarrollo de la óptica, que en el siglo XV también inicia su despegue gracias a la prosperidad económica. Como las artes y las ciencias eran compartidas por las mismas personas –recuérdese al versátil da Vinci– el conocimiento y la tecnología iban de la mano. Los genios de la pintura se ayudaron con lentes, espejos cóncavos y cámaras oscuras: proyectaban la imagen sobre un lienzo y trazaban sus contornos y sus sombras. Si la imagen era demasiado grande, la iban proyectando por fragmentos. Si demasiado pequeña, la ampliaban con espejos cóncavos. Todas esas técnicas eran secretos del gremio, por supuesto. Todos los magos ocultan sus trucos.

https://i1.wp.com/cache.daylife.com/imageserve/0efhcLGbEOdGN/340x.jpg

Crítica de Arte por Adolfo Vásquez Rocca Arte Contemporáneo

<!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

2.

¿Evidencias? Hockney muestra dos retratos de mujer pintados por da Vinci. El primero es claramente plano: la sombra no está repartida con naturalidad, los rizos del pelo no son reales sino convencionales, como de molde. El rostro tiene un aire de irrealidad, como una caricatura. El segundo retrato es la Monalisa. Entre uno y otro media un año. Poco tiempo para cambiar tantas cosas.

Según Hockney, las grandes escuelas de la pintura se pueden distinguir por el tipo de artilugios ópticos que prefiere cada maestro: los claroscuros de Rembrandt, por ejemplo, delatan el uso de la cámara negra, en que la imagen resplandece rodeada de oscuridad. La abundancia de personajes zurdos de Caravaggio sugiere el recurso de los espejos. Las incoherencias de la perspectiva en Memling y Gisze hablan de imágenes que se han ido construyendo con distintas ópticas, no con un modelo estático frente al pintor.

Como era de esperarse, la tesis de Hockney causó indignación entre la crítica de arte. La revista ARC dedicó una extensa reseña a demoler cada punto de la tesis. Varios académicos argumentaron que Hockney no es capaz de pintar genialmente y, por tanto, pretende acabar con los genios basado en la peregrina noción de que, si él no puede, nadie puede. La propia Susan Sontag dijo que era como postular “que todos los grandes amantes de la historia han estado usando Viagra”.

No lo he leído este libro completamente pero les puedo asegurar que no van a conseguir un libro de historia del arte más interesante que éste ya que está escrito por un artista y no por un profesor de historia del arte.

https://i2.wp.com/image.guardian.co.uk/sys-images/Arts/Arts_/Pictures/2008/04/08/hockney460x276.jpg

<!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } H2 { margin-bottom: 0.21cm } H2.cjk { font-family: “DejaVu Sans” } H2.ctl { font-family: “DejaVu Sans” } –>

3

Lo cierto es que la teoría de Hockney va mucho más allá de una descripción técnica: es un misil en la línea de flotación del arte entendido como inspiración. La aparente iluminación divina de los pintores, en Secret knowledge es reemplazada por un montón de cacharros tecnológicos, igual que la obligatoriedad de saber dibujar en el diseño moderno ha sido derrocada por las computadoras. Si Hockney tiene razón, ya no importa cuánto talento tienes, sino qué aparato te puedes comprar, una posibilidad que amenaza el propio sentido del arte y la subjetividad, y relega a los grandes pintores modernos al papel de calcadores de figuritas, no muy distintas que los tatuajes lavables.

Nota de Exposición / Cuadernos de Trabajo.

https://i2.wp.com/www.thecityreview.com/f02cco1x.jpg

David Hockney es sin duda uno de los grandes maestros del retrato contemporáneo, y Londres le ha dedicado más de una gran exposición a este artista inglés, nacido en 1937, que sigue sorprendiendo año tras año con su vitalidad, frescura y ansias de experimentación.

Más de 160 obras, entre pinturas, dibujos, grabados, libros de apuntes y ‘fotocollages’, realizadas entre 1954 y el 2005 integran estas retrospectivas en la National Portrait Gallery.

Se incluyen algunos de los retratos más íntimos, desde los autorretratos de su juventud, o los que hizo de sus padres y de su círculo de amigos artistas, hasta los de sus amantes de su feliz época californiana o los más recientes, pintados directamente en unas pocas sesiones, sin soporte fotográfico ni dibujo preparatorio.

Figuran en ella obras ya icónicas como un grupo de dobles retratos de gran formato, entre los que destaca el titulado ‘Mr and Mrs Clark and Percy’, influido en su tratamiento de la luz y del espacio por el arte del renacentista Piero della Francesca. Es una obra que rezuma el espíritu vital y optimista del ‘swinging London’ de los 60 hasta el punto de que se ha convertido en una especie de imagen icónica de esa época.

Están también los de los compañeros con los que estudió bellas artes, ellos mismos figuras importantes del movimiento pop-art —Richard Hamilton o Kitaj, entre otros—, así como de poetas y escritores como W.H. Auden, Stephen Spender o W.H. Auden.

Hay imágenes de su luminosa etapa californiana, como el cuadro titulado ‘Peter saliendo de la piscina’, que representa a su amante masculino de espalda, emergiendo desnudo del agua, así como varios dibujos también de desnudos masculinos de un virtuosismo picassiano y una sensualidad próxima a la lírica del griego Cavafis.

https://i2.wp.com/www.juliangallo.com.ar/wp-content/uploads/2006/08/david%20hockney.jpg

Adolfo Vásquez Rocca

Ver:

ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA – Joseph Beuys: “Cada hombre, un artista

ARTE CONCEPTUAL Y ARTE OBJETUAL Por Adolfo Vásquez Rocca

LA CRÍTICA DE ARTE Y LA ESTÉTICA CONTEMPORÁNEA Por Adolfo Vásquez Rocca


https://i2.wp.com/www.ucm.es/info/nomadas/CV/avrocca.jpg

Adolfo Vásquez Rocca

Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; Postgrado Universidad Complutense de Madrid, Departamento de Filosofía IV, Teoría del Conocimiento y Pensamiento Contemporáneo. Áreas de Especialización: Antropología y Estética. Profesor de Postgrado del Instituto de Filosofía de la PUCV, del Magíster en Etnopsicología, Escuela de Psicología PUCV, Profesor de Antropología y de Estética en el Departamento de Artes y Humanidades de la UNAB. Profesor asociado al Grupo Theoria, Proyecto europeo de Investigaciones de Postgrado. Director de la Revista Observaciones Filosóficas http://www.observacionesfilosoficas.net/. Secretario de Ejecutivo de PHILOSOPHICA, Revista del Instituto de Filosofía de la PUCV http://www.philosophica.ucv.cl/editorial.htm, Editor Asociado de PsikebaRevista de Psicoanálisis y Estudios Culturales, Buenos Aires— http://www.psikeba.com.ar/, miembro del Consejo Editorial de Escaner CulturalRevista de arte contemporáneo y nuevas tendencias— http://www.escaner.cl/ y Director del Consejo Consultivo Internacional de Konvergencias, Revista de Filosofía y Culturas en Diálogo.

| E-mail: adolfovrocca@gmail.com

VER:

ADOLFO VÁSQUEZ ROCCA – Joseph Beuys: “Cada hombre, un artista

EL CÓDIGO HOCKNEY; O LA HISTORIA DEL RETRATO EN LA PINTURA MODERNA Por Adolfo Vásquez Roca

ARTE CONCEPTUAL Y ARTE OBJETUAL Por Adolfo Vásquez Rocca

LA CRÍTICA DE ARTE Y LA ESTÉTICA CONTEMPORÁNEA Por Adolfo Vásquez Rocca

<!– @page { size: 21cm 29.7cm; margin: 2cm } P { margin-bottom: 0.21cm } –>

| E-mail: adolfovrocca@gmail.com

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: